Tu Whatsapp se pintará de azul

Publicado por el 26 Jan, 2012 en Blog, Comportamiento del consumidor | 1 comentario

¿Cuántas veces recibimos aquel mensaje -que parece que aún circula por la red- con la información de que nuestro servicio de correo iba a volverse de pago? Aquel famoso correo que nunca se supo del todo a quién podría beneficiar no sólo continuó circulando durante años sino que aún circula, cambia, se metamorfosea y termina apareciendo en los lugares más insospechados.

jueves 26 de enero. 10.03 am. Un sonido me avisa de un mensaje instantáneo a través de Whatssap. El contenido del mensaje era el siguiente: “¡Estamos avisados por Hotmail (¿?) y lo pasaron por la tela si alguien tiene dudas! Hola a todos, parece que las advertencias eran reales: el uso del Whatsapp costará dinero a partir del verano del 2012. Si envias esta cadena a 18 personas diferentes de tu lista, tu icono se volverá azul (¿el icono del whatsapp?) y éste será gratis para ti. Si no me crees ve mañana a las 6 de la tarde que se cerrará el Whatsapp y para abrirlo tendrás que pagar (¿pero no era a partir del verano?), todo esto es por la Ley S.O.P.A (¿la ley S.O.P.A?), no es broma, ya lo verás”. Fin del mensaje.

A girl texting - Una chica enviando un mensaje

Kelsey texting by Brandon Christopher Warren

Que continúen pasando estas cosas, que continúen enviándose es grave, porque no es la primera vez. Que nadie haya aprendido después de más de 10 años de emails sobre el cierre de servidores de correo que se volverán de pago, es aún más grave. Que no tengan ni idea de qué es la Ley S.O.P.A. y decidan aplicárselo a cualquier cosa que tenga que ver con las nuevas tecnologías, es también grave, pero que la gente ni siquiera se pare a leer los mensajes que envía para darse cuenta de que no tienen ninguna coherencia, es significativo de cómo nos dejamos manipular en esta sociedad.

En primer lugar si aún tienes Hotmail, te habrás cansado de recibir ese mensaje, ¿por qué sigues creyendo en el dichoso “icono azul”? Segundo, por supuesto que el Whatsapp será de pago, para todos aquellos que no leen las condiciones de uso cuando se descargan una aplicación en el smartphone, en esas condiciones se avisa de que Whatsapp es una aplicación gratuita durante los dos primeros años de uso, pero que costará alrededor de 2 euros anuales a partir del segundo. Tercero, aunque tus dos años se cumplieran en verano, ¿por qué iba a dejar de funcionarte mañana? Y cuarto, la ley S.O.P.A protege el contenido con derechos de autor en internet y ataca directamente a cualquier página que aloje contenidos sean o no con copyright, para ampliar esa información nada mejor que este artículo estupendamente escrito por Raquel Godos.

Pero vamos a lo importante, ¿por qué siguen circulando este tipo de mensajes? Vimos como el rumor de que Facebook volvería a ser de pago y que habría que copiar un estado en tu muro para evitarlo se multiplicó como la pólvora, tanto que incluso la compañía tuvo que avisar de que se encontraban en un error y nadie iba a tener que pagar por sus servicios, por ahora. Y ese día pudimos observar cómo licenciados, doctores, profesores de universidad, políticos, ingenieros -estos los menos, la verdad-, periodistas y gente de cualquier profesión copiaba el dichoso mensaje del “icono azul” en sus muros.

Sería estúpido no pensar que es un ejemplo clave de cómo los internautas nos relacionamos en la red y cómo huimos de cualquier cosa que suponga un pago y de cualquiera que suponga que uno de los servicios gratuitos de los muchos que usamos se vuelva de pago, y tanto es el pánico que éste no les deja pensar con claridad. La segunda, y para mí quizás la más creíble, es que simplemente no leemos. Se lee por encima, sin analizar lo que se lee, sin comprenderlo, y se repite porque muchos otros lo hacen y si muchos lo hacen el individuo no quiere quedarse fuera. 

El miedo a quedarse fuera de la manada, que siempre ha permanecido vivo en nuestra sociedad -somos mamíferos al fin y al cabo-, continúa funcionando exactamente de la misma forma en las redes sociales. Es curioso observar cómo se repiten los patrones, fuera y dentro de la red, cómo la mayoría de las personas intenta sentirse adaptado, aceptado, y esa necesidad puede nublar incluso nuestra capacidad de discernir por nosotros mismos. No seré yo quién analice el origen psicológico de este fenómeno -ni tengo la información ni la formación adecuada- pero como mínimo da qué pensar.

1 Comment

  1. exelente alguien que habla coherencias de verdad

Submit a Comment